Consecuencias para la salud de los excesos

479416[1]

Cuidar el cuerpo y la mente son los principios básicos para tener una salud óptima. Para eso se pueden seguir algunos consejos que ayudarán a mantener el peso, reducir el riesgo de ciertas enfermedades y mantener unos niveles saludables de colesterol y azúcar, entre otros. Consumir grandes cantidades del alcohol, grasas o tabaco puede resultar tremendamente perjudicial para la salud, por ello, evitar los excesos es el primer paso para orientarse hacia una vida saludable.

Alcohol en exceso

Según muchas investigaciones médicas, tomar alcohol habitualmente puede provocar graves problemas gastrointestinales y hepáticos. Asimismo, el exceso de alcohol provoca adicción al etanol que se acumula en la sangre y puede también ocasionar trastornos en el cerebro que desencadenen problemas o enfermedades mentales o psicológicas.

Adicción al tabaco

Por su parte, el tabaco es una droga que genera también una elevada adicción. El cáncer de pulmón, de faringe o de lengua son las principales consecuencias para el fumador empedernido. Sin embargo, el corazón y el sistema circulatorio en general se ven muy afectados a corto plazo por el tabaco. Obviamente, fumar un cigarrillo al día no tendría mayores consecuencias para la salud de una persona sana y equilibrada, sin embargo, el tabaco contiene grandes cantidades de sustancias adictivas que arrastrando al fumador hacia el exceso.

Demasiadas las grasas

Por último, la alimentación es la base principal sobre la que se sustenta una buena salud. El principal enemigo del equilibrio alimenticio en el mundo desarrollado son las grasas, que se consumen en grandes cantidades debido al cambio de hábitos alimenticios que se ha producido en las últimas décadas. Comer carne en grandes cantidades, fritos o productos con grasas saturadas puede producir enfermedades cardiacas y diabetes, entre otras.

Share